La dirección de Spanair ha empezado a responder a los familiares de las víctimas

 

 

La dirección de Spanair ha empezado a responder a casi todas las preguntas que a lo largo de estos dos últimos días le han hecho los familiares de las víctimas, encaminadas a saber exactamente qué ocurrió. Sin embargo, la pregunta fundamental, «¿Por qué acabó precipitándose a tierra nada más despegar?», en estos momentos nadie la puede responder. Por ello, y pese a todas las respuestas ofrecidas los familiares continuaron manifestando su malestar, tras una reunión que duró más de tres horas, aunque en esta ocasión se desarrolló de forma más tranquila.

La compañía, ante este malestar sobre todo porque aún no se han identificado todos los cadáveres cuando les habían prometido que se tardaría entre 24 y 48 horas, les dijo a los familiares que también era «víctima» y que también quería saber lo que había sucedido, según dijo Ismael Rodríguez, amigo del concejal de San Bartolomé de Tijarana (Gran Canaria) fallecido en el trágico suceso. Habrá que esperar a que finalicen las investigaciones de Aviación Civil y de la Guardia Civil y Policía Judicial para conocer lo que los expertos denominan «concatenación desgraciada de una serie de causas», que habrían provocado la caída del aparato.

Rodríguez, además, dijo que probablemente hoy mantendrán una reunión con los responsables de Protección Civil para que les expliquen las tareas de reconocimiento de los cadáveres y manifestarles su malestar porque se les han creado falsas expectativas, además de que nadie les había explicado que algunos de los cadáveres son tan sólo pequeños restos humanos.

 

¿Por qué regresó el avión?

Una de las preguntas más reiteradas por los familiares ha sido el motivo por el que el avión regresó a la plataforma de aparcamiento cuando estaba a punto de despegar. La compañía explica que el piloto detectó el «mal funcionamiento del calentador de la sonda que mide la temperatura exterior en tierra y vuelo», situado en la parte delantera del avión (les han entregado una foto señalando dónde se encuentra dicha sonda).

A continuación explica la función del calentador: «Evitar que la sonda de temperatura exterior se congele durante el vuelo» y detalla lo que se hizo: «Se desconectó el mecanismo que activa el calentador de la sonda». Y ante el interrogante de por qué no se arregló, la compañía manifiesta que en ese momento se consideró que ante las buenas condiciones meteorológicas, «no había riesgo de congelación durante el vuelo». Y por si quedaran dudas, agrega que en el manual del fabricante se asegura que «el avión puede volar hasta 10 días con una incidencia como ésta siempre que no haya condiciones de congelamiento».

Durante ese tiempo -a la pregunta de uno de los familiares de «¿por qué estuvo mi hijo 1,40 horas en el avión?»-, la aerolínea detalla los movimientos del MD82: A las 13,05 se produjo la primera salida desde la plataforma a la pista de despegue; a las 13,42 horas llega de regreso a la plataforma, donde permanece durante 33 minutos, el tiempo que el técnico de la compañía tarda en desconectar el calentador; a las 14,15 comienza su segunda salida hacia la pista de despegue y a las 14,24 es autorizado a despegar.

¿Por qué no dejaron bajar?

Esta pregunta que ha hecho correr ríos de tinta también es respondida por la dirección asegurando que «la autoridad para autorizar el desembarque corresponde al comandante», relatando a continuación todos los pasos que se deben seguir cuando se permite a un pasajero bajar del avión, empezando porque se tiene que bajar a todos los pasajeros, y todo el largo procedimiento que se debe hacer con el equipaje.

Los familiares también querían saber la cualificación del técnico que intervino, a lo que Spanair concreta que tiene 41 años de edad y 20 años de experiencia como técnico de mantenimiento de aeronaves, de ellos nueve en Spanair, y cuenta con licencia de mantenimiento de aeronaves emitida por la Dirección General de Aviación Civil para atender los modelos Airbús (319, 320 y 321) y los MD82. Dicho técnico se encuentra de baja por depresión desde que tuvo lugar el accidente.

En cuanto a las numerosas preguntas sobre la revisión de la aeronave, Spanair ha entregado a los familiares el programa de mantenimiento del modelo MD82. especificando el tipo de revisión, así como por quién es hecha: Spanair; Iberia y Lufthansa Technik, que se encargan del «mantenimiento mayor», mientras que los motores son revisados por Volvo, ITR México y Aerothrust.

Junto a estos detalles, agrega las inspecciones de seguridad realizadas por Spanair en su flota a lo largo de este año. Y relata las revisiones del MD-82 siniestrado, con 31.961 horas de vuelo: el 24 de enero Iberia realizó la parada técnica, la revisión más importante (cada cinco años o 15.500 horas de vuelo). Spanair había realizado la revisión que se hace cada 120 días el pasado 23 de mayo.

Tras asegurarles que los MD82 son de los más seguros del mundo, les indicaron los procedimientos a seguir para recibir la indemnización, así como las aseguradoras y riesgos cubiertos por el seguro.

 

Fuente

 

 

 

 

2008 Algunos derechos reservados

Crea una página web gratisWebnode