Bebés: Suplemento de vitamina D para los bebés

 

Los bebés alimentados con leche materna reciben todos los aportes alimenticios necesarios para crecer y desarrollarse sin ayudas externas hasta los 6 meses, ya que contiene los componentes más adecuados para ello. La naturaleza es la mejor de las sabias.

La vitamina D o “vitamina del sol” es uno de los nutrientes esenciales para el adecuado crecimiento y desarrollo infantil, ya que favorece la incorporación al organismo del calcio y del fósforo y contribuyen a construir nuestra masa ósea. Por ello en los más pequeños es necesaria para prevenir enfermedades como el raquitismo y otras anomalías de los huesos.

 

Nuestro cuerpo sintetiza naturalmente la vitamina D cuando tomamos baños de sol. Sin embargo, dado nuestro ritmo de vida actual y los peligros que entraña la exposición al sol especialmente en bebés, cada vez es más habitual que los pediatras recomienden un suplemento de vitamina D para los bebés, que tanto la leche materna como las fórmulas no aportan en cantidad suficiente si el bebé no es expuesto al sol.

2008 Algunos derechos reservados

Haz tu página web gratisWebnode